GRIFERIAS TERMOSTÁTICAS

Llamamos griferías termostáticas a aquellas que son capaces de regular la temperatura de uso mediante una apertura graduada con una escala numérica, que va referida a los grados de temperatura del agua.

Este sistema de regulación térmica para las griferías, se comercializa desde hace mucho tiempo. Cuando lo descubrí, me dio la impresión de ser un avance, pero no muy práctico e incluso algo pijo. Pero conociéndolo, me he dado cuenta que estaba muy equivocado. Es un sistema muy interesante para evitar la descompensación de la temperatura al dividir el caudal de agua entre dos puntos; es decir, este sistema de compensación de agua, lo que hace es cerrar o abrir el agua fría o caliente según la temperatura que hemos elegido, a pesar de compartir ese caudal con otro grifo abierto.


En resumen, por un lado, nos pondremos la temperatura que nos apetezca graduándola con la moña numérica y, por otro lado, mientras nos duchemos no habrá variaciones de temperatura aunque se abra otro grifo.

Como conclusión, lo considero un sistema muy recomendable para las viviendas familiares y además la diferencia de precio entre una termostática y una convencional es mínima. Así que anímense y modernicen las griferías, al menos las de la ducha o bañera.

Comentarios

  1. hola! me llamo Ana, soy del foro facilisimo, de donde tu mujer. Yo soy medio canaria, medio teldense por parte de madre.
    Me encanta tu blog!! me encanta el bricolaje y esto de saber más sobre estas cosas.
    Un apunte: tenía una columna de masaje con termostato y llegó un dia que no calentaba no calentaba el agua.. vinieron y cambiaron el calentador (no te digo lo que costó, pero era de tiro forzado...) y sabes que era??? el bendito termostato de la columna ROTO!!
    Un desastre.. me di cuenta porque el agua seguia sin calentar, al tiempo se rompio un latiguillo de la columna y terminé cambiándolo (yo) por una griferia normal de grohe.
    Una pena

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lee los comentarios y respuestas anteriores. Si sigues teniendo dudas, ¡pregúntame!