ATENCIÓN ESPECIAL A LAS COMUNIDADES Y EDIFICIOS
SERVICIO DE MANTENIMIENTO DE HIDROCOMPRESORES EN EDIFICIOS, AVERÍAS DE FONTANERÍA EN GENERAL.
Soluciones profesionales a problemas urgentes.
Tef: 639375400
Mail: fontaneriallambias@gmail.com

lunes, 22 de mayo de 2017

Especial comunidades: mantenimiento de hidrocompresores en edificios (bombas de presión)



Foto 1 Automático

Nos gusta abrir el grifo y tener agua en abundancia. Pero esa agua hay que impulsarla, muchas veces con un sistema de bombeo.

Hay varios modelos de instalaciones de hidrocompresores; los hay que no necesitan acumuladores de presión, por lo que llamaremos automáticos a estos sistemas (foto 1).
Este sistema solo acumula la presión en la misma instalación. Cuando se abre un grifo baja bruscamente la presión en la instalación y pone en marcha la bomba para impulsar el agua directamente. Este sistema tiene el inconveniente de subidas y bajadas en la presión de agua cada vez que se para y arranca la bomba. Al abrir el grifo baja la presión y cuando la bomba se pone en marcha la sube, dando la impresión de tener un suministro a empujones y que resulta molesto en una ducha.
Lo principal para evitar este problema es tener muy bien equilibrada la potencia de la bomba con las características de la instalación. En este sentido, más vale que la bomba sea pequeña a que sea de mayor potencia, ya que mientras haya circulación por el automático, este no da la orden de parar a la bomba, lo que podría acusar daños en la instalación por exceso de presión si la bomba en demasiada potente.
Foto 2 acumuladores con membrana de aire

Cuando instalamos un acumulador en la instalación, lo que realmente hacemos es colocar una membrana de expansión que amortigüe los impulsos de la bomba. Así, cuando la bomba se pone en marcha va comprimiendo el aire en el acumulador, evitando que las subidas y bajadas de presión sean tan bruscas, siendo más regular el suministro de agua en la instalación. Los hay de varios modelos:

1) Sistema de hidrosfera de bajo volumen: sistema apropiado para la típica vivienda unifamiliar. Generalmente llevan una membrana en su interior y, en este sistema, debe mantenerse la presión de aire regularmente, añadiendo aire por la válvula de inyección, ni mas ni menos de la necesaria que dependerá de la presión de trabajo del presostato, como si fuera un neumático de un coche (foto 2). Recomendable por su economía y funcionalidad.

Foto 3 acumuladores acero galvanizado.

Equipo para edificio.

2) En edificios de mas envergadura, comunidades de propietarios, la instalación requiere de un volumen en acumulador superior por la mayor potencia de las bombas impulsoras, ya que al ponerse en marcha necesitan de mayor expansión para evitar paros y marchas constantes, cada vez que se abra un grifo.
Estas hidrosferas suelen ser de acero galvanizado (foto 3), y llevan un sistema de inyección de aire automático, que ya en anterior entrada nombramos (INSUFLADORES), además de un visor que permite ver el volumen de aire y agua en su interior. Este sistema es muy práctico ya que no conlleva un excesivo mantenimiento, aunque, evidentemente, habremos de revisarlo periódicamente para que su función mecánica sea la correcta.

Presostato
Todos los sistemas, menos el primero, llevan un mecanismo de conexión de la bomba, que se llama presostato y que es el mecanismo que nos permite regular la presión de arranque y paro de la bomba. No recomiendo que sea manipulado si no se sabe bien cómo funciona, ya que una mala regulación puede estropear toda la instalación de las bombas.